Ayer Ander y yo nos acercamos a conocer  Brezosa, una pequeña escuela de escalada cántabra. Se encuentra cerca de Lierganes, tomando la carretera dirección San Roque de Rio Miera,  en un barrio llamado Mortesante.

Al llegar a Mortesante aparcamos en el cruce con una pista de tierra, por la que caminando llegamos a una valla un tanto curiosa (en el medio de la valla hay un cráneo de cabra con sus cuernos). A partir de aquí, abandonamos la pista para subir por una ladera de hierba, buscando el camino mas optimo ya que no hay ningún sendero. En unos 20 minutos estamos a pie de vía. 

Elegimos una vía de tres largos (V+,V,IV-). La información que manejábamos no era del todo clara así que por si acaso nos colgamos en el arnés todos los cacharros que tenemos, que tampoco es que sean muchos. La vía comenzaba equipada con parabolts pero a partir de la primera reunión no había nada. Como lo veíamos asequible, pues para arriba que tiramos! No tenia mucha dificultad, pero al no tener costumbre de escalar en clásica, fueron dos lagos que nos hicieron sudar tinta para, una vez acabados, ponerte una sonrisa de oreja a oreja que se te quedaba un rato largo. El primer rapel es un tanto raro ya que bajas unos 5 metros para coger una faja de hierba que te lleva a la siguiente reunión para continuar rapelando hasta la base de la pared.

Comimos algo y nos metimos en otra vía (V,V), después de un bonito primer largo comprobamos que al igual que la anterior vía no continuaba equipada a partir de la primera reunión y tenia demasiada dificultad para nosotros, así que para abajo.

La escalada estuvo bien y el lugar es guapísimo.

 

Un saludo a todos,

Toño 

Valoración: 
Average: 4 (1 vote)

Comments

Vaya, que guapo no?  La próxima a ver si nos nvamos los tres juntos

saludos desde el Piri

Departamento de Ventas y Alquiler. Guia profesional de barrancos.