La Grave es una de las mecas del Freeride en Europa. Consiste en un conjunto de cabinas, ratrak y telesqui, que nos suben hasta los 3.600 metros de altitud y poco más. Porque la única pista pisada y balizada solo tiene 500 metros de longitud, el resto es 2.150 metros de desnivel en alta montaña y terreno para el esquí alpinismo.