Sallent anoche
Últimas nevadas: Desde ayer domingo por la tarde se suceden las nevadas en el Pirineo, con vientos fuertes del NW, dejando nieve tanto en el Pirineo occidental (más copiosas) como en el oriental (un poco menos copiosas) y tanto en vertiente norte como en vertiente sur.
En el Pirineo occidental y vertiente norte se han acumulado 40-50 cm por encima de 1.800m y se espera que en lo que queda de jornada se acumulen 20-30 cm más, antes de amainar durante la madrugada posterior. Estas nevadas están cayendo con fuertes vientos del norte, transportando mucho viento en altura y formando placas en múltiples orientaciones.
 
Espesores actuales: Las últimas nevadas devuelven un aspecto invernal al Pirineo, con nieve desde el fondo de los valles y con espesores de 70 cm a 1.500m, 80 cm a 1.800m y 120 cm a 2.400m.
Por refugios tenemos 82 cm de nieve en Lizara, 10 cm en Bachimaña, 75 cm en Góriz, 28 cm en Pineta, 70 cm en Estós y 135 cm en el Cap de Llauset.
 
Condiciones de la nieve: Los fuertes vientos se llevan la nieve de zonas expuestas (sólo 10 cm en Bachimaña) y en zonas convexas, de manera que en algunos sectores se da una especia de "inversión nival" con más nieve en los bosques y fondos de valle que en las cotas altas, donde muchas laderas son arrasadas por los fuertes vientos, quedándose muy peladas, con mucha roca y hielo aflorando.
En laderas nortes nieve endurecida y castigada por los vientos. En combas protegidas, a sotavento de los vientos dominantes, nieve polvo menos ventada.
Mañana martes subirá la iso 0º hasta los 1.400-1.600m y la nieve se humidificará y se hará más pesada por debajo de los 1.400m.
 
Estabilidad del manto nivoso: Peligro Fuerte por aludes (Nivel 4)
Peligro por nieve reciente (aludes naturales): Las nevadas en curso están cargando la montaña de nieve y se irán produciendo aludes de forma espontánea durante la tarde de hoy, bajando el peligro para mañana al cesar esta noche las precipitaciones.
En las horas centrales del día la temperatura ha subido ligeramente y el manto se ha podido humidificar hasta los 1.400-1.500m, iniciando su apelmazamiento y estabilización. En altura el viento desnuda muchas laderas e impide que se formen acumulaciones en muchas zonas desde donde se suelen iniciar los grandes aludes de altura. Tras los 40 cm caídos en vertiente norte y zonas más occidentales, se esperan unos nuevos 20 cm en lo que queda de tarde y no se descartan aludes que pudieran cortar las vías de comunicación en el Pirineo francés y en algunas vías fronterizas.
En este aspecto, se encuentran cerradas al tráfico la carretera de acceso a los Llanos del Hospital, la de acceso al Balneario de Panticosa, el Puerto del Portalet y del del Somport.
 
Mañana martes tendremos una pequeña tregua parcial durante la mañana y mediodía, tanto de vientos como de precipitaciones. Por la tarde entrará Gabriel, la borrasca que se habrá profundizado de forma "explosiva" en las últimas 24 h (de 1.019 a 991 hPa) y los vientos volverán a arreciar al final de la tarde, esta vez de componente Oeste, formando nuevas placas en cotas superiores a los 1.800m y aumentando de nuevo la actividad de aludes naturales durante la noche del martes al miércoles.
 
Peligro accidental (nieve venteada/placas): Los fuertes vientos están formando placas en numerosas orientaciones y pelando muchas laderas convexas. En dichas laderas, las placas que se están formando en altura se endurecen por la acción de los fuertes vientos, haciéndose ose más resistentes a su ruptura. En zonas más bajas, alejadas de la crestas o cordales, donde los vientos no son tan violentos, las placas en curso de formación podrán ser más frágiles y sensibles a desprenderse ante débiles sobrecargas, en cuanto nos metamos en pendientes superiores a los 30º. De manera que tendremos que desconfiar también de zonas de "aparente" seguridad con nieve polvo, pues las placas, muy sutiles, pueden estar ahí.
 
Para las próximas 48 h se recomienda mucha prudencia en las salidas a la montaña con esquís, sabiendo que el Peligro Fuerte (4) hace que los aludes desencadenados en zonas de más pendiente, pueden viajar ladera abajo y afectar a zonas más suaves y alejadas, que nos podrían parecer en principio seguras. Se recomienda circular por dominios esquiables y en caso de hacerlo en montaña abierta, recorrer terreno sencillo, evitando pendientes superiores a los 25-30º así como salir en grupos estando todos los miembros equipados con equipo completo de DVA, sonda y pala.
 
Tendencia posterior: El jueves cambian las tornas y entrarán precipitaciones con vientos de dirección Sur y SW, que ventearán más en el lado francés que en el aragonés, repitiendo las acumulaciones en la divisoria por encima de los 2.200m (como las placas del Marioules en Boca Norte Túnel Bielsa del pasado 3 de marzo 2018). Estas nuevas nevadas lo harán con una cota de lluvias que subirá hasta los 1.800-2.000m, provocando aludes de nieve húmeda de forma espontánea durante el curso de las precipitaciones.
Este ascenso de la cota de lluvias humidificará en profundidad el manto por debajo de los 1.800m y en superficie quizás hasta los 2.000m (2.200m en lado francés y Arán por fohen), desactivando temporalmente las placas por debajo de dicha cota, antes de nuevas nevadas previstas para viernes y sábado.
 
El viernes 1 feb las precipitaciones y los vientos aflojarían, bajando las temperaturas y helando el manto humidificado previamente hasta los 1.800-2.000m. Seguirá nevando en el Pirineo fronterizo, bajando la cota de nieve a 1.200m.
 
El sábado 2 feb terminaría de cruzar la profunda borrasca (que quizás bauticen como Helena) dándonos tras su paso un patrón de vientos violentos del norte, frío y nevadas moderadas o fuertes, en cualquier cota, pudiendo acumular 30-40 cm más en lado francés y divisoria, antes de entrar por fin el anticiclón el domingo, que amanecería muy frío, todavía algo ventoso de norte y con Peligro Fuerte (4) o superior de aludes.