Manto nivoso estable  y deficitario: Manto muy deficitario para un mes de marzo, especialmente en las laderas sures, prácticamente desnudas hasta los 1.800-2.000m. También es escaso el manto en altura para estas fechas de marzo, cuando otros años suele acumular varios metros.
El manto está bien estabilizado. Sólo pueden quedar algunas pequeñas placas en umbrías, por encima de 2.200-2.400 m, que podrían desprenderse ante sobrecargas, en pendientes importantes, de 35-40º, pudiendo desestabilizar a un esquiador y enterrarle parcialmente.

Estado de la nieve: Nieve dura por las mañanas, que va reblandeciendo a nieve primavera conforme las laderas van viendo el sol. En umbrías por encima de 2.200-2.400 m todavía podemos encontrar nieve fresca, a veces fácil de esquiar, pero otras veces venteada y acartonada por dicho viento. Algunas cimas y collados con roca aflorando.
 

 

Cota de nieve: Tenemos nieve en las nortes por encima de 1.500m mientras que en las sures la cota asciende hasta los 2.000m, como si estuviéramos en pleno mes de mayo. 

Espesores: Por encima de 2.400m tenemos 70/140 cm de nieve en laderas sur/norte respectivamente. Tenemos 77 cm en Respomuso, 7 cm en Bachimaña, 5 cm en Góriz, 105 cm en La Renclusa y 85 cm en el Cap de Llauset.
Espesores mejores hacia la divisoria y lado francés que al sur de la misma y también mejores hacia el Pirineo occidental que hacia Sobrarbe y Ribagorza.

Esquí de montaña: Si buscamos orientaciones nortes y evitamos las sures puras, todavía tenemos algunas semanas de buenas condiciones y estabilidad (tanto del manto como de la meteo) para la práctica del esquí de montaña en el Pirineo aragonés.
La divisoria de Belagua - Somport - Portalet tiene buena innivación, así como el sector Respomuso y sus conexiones con Wallon-Bachimaña-Oulettes de Gaube. La zona de Llanos del Hospital-Maladetas también tiene generosos espesores, enlazando con el Cap de Llauset.
Precaución con la nieve dura por las mañanas (cuchillas/crampones) y con la nieve húmeda tras el mediodía en laderas inclinadas bien orientadas al sol.