Tiempo pasado, nevadas y lluvias: Tras las nevadas de finales de enero que concluyeron con el paso de la Borrasca Helena para el fin de semana del 2-3 feb, llevamos una semana larga de tregua anticiclónica, con una continuada estabilización del manto nivoso.
El pasado martes 5 de febrero llovió hasta lo 2.300-2.400m, humidificando el manto, que luego heló con las noches estrelladas y dejó ese aspecto acanalado, que traduce un manto "libre de tensiones", sin placas activas.
 
Esta humidificación ocurrió en todas las orientaciones (la lluvia moja todas las laderas por igual). Posteriormente, el sol de esta semana ha humidificado y transformado las laderas orientadas al sol hasta cotas muy altas (2.800m).
Ayer domingo sólo cayeron 3-5 cm en el Pirineo occidental y apenas nada en Sobrarbe y Ribagorza, de forma que la estabilidad del manto no ha cambiado tras el paso de este último débil frente del domingo, que prácticamente sólo ha dejado nieve en el piemont francés.
 
1. Peligro Accidental por placas (Situación de nieve venteada):
Así las cosas, el peligro accidental (Limitado 2) por placas sólo se restringe a laderas umbrías (nortes principalmente) por encima de los 2.400m, donde todavía quedan algunas capas frágiles, sin estabilizar, pudiendo desencadenarse aludes ante sobrecargas en pendientes superiores a los 30-35º. Separación de seguridad en dichas laderas.
 
2. Peligro Natural por aludes de nieve húmeda: En las laderas orientadas al sol, durante esta semana de ascenso térmico, se podrán producir pequeñas coladas según las laderas vayan viendo el sol, especialmente tras el mediodía. En principio serán coladas de pequeño tamaño, sin poder descartarse alguna de tamaño mediano.

Estimación del Peligro por aludes según los boletines oficiales para el Pirineo aragonés:

A Lurte confirma la buena estabilidad del manto y estima Peligro Débil (1) para toda la semana en el Valle del Aragón.
Météo France también da un manto globalmente estabilizado, estimando un Peligro Limitado (2) por algunas placas en altura en Nortes y por algunas coladas húmedas en solanas
Aemet mantiene el Peligro Notable (3) por encima de 2.300m

 
Condiciones de nieve: En general, las condiciones son muy buenas para la práctica del esquí de montaña, con buenos rehielos nocturnos tras noches estrelladas y con nieve dura matinal, transformando a primavera al mediodía en las laderas orientadas al sol. Nieve dura en umbrías por debajo de 2.400 m y nieve fresca, venteada y heterogénea (polvo fresca o acartondada por viento), en nortes por encima de los 2.400 m. Algunos collados y zonas convexas de orientación NW están peladas por la acción de los vientos previos de NW y N.
 
Cota de nieve y espesores: A pesar de la última semana sin apenas precipitaciones, el manto sigue teniendo espesores muy buenos para un mes de febrero, con 1 metro a 1.500m y con 2 metros por encima de 2.200m. Tenemos nieve todavía desde el fondo de los valles, a 1.200m, con una cota en las caras sures que irá subiendo conforme avance la semana, permaneciendo sin cambios los espesores y cota esquiable en las umbrías, que todavía no se afectan con este sol de febrero de perfil moderado.
 
Por refugios tenemos 89 cm en Casa de Piedra, 60 cm en el Refugio de los Ibones de Bachimaña (muy buenas condiciones para el esquí de montaña en el Balneario de Panticosa), 70 cm en el refugio de Góriz, 32 cm en Pineta, 28 cm en el Ángel Orús, 174 cm en La Renclusa y 147 cm en el Cap de Llauset.
 
Tendencia posterior para la semana: Nivel de peligro sin cambios, al esperarse una semana tranquila y estable. El sol de febrero ya sube y permite buena nieve primavera en las sures, permitiendo también conservarse la nieve fresca en las umbrías. La tarde alarga y permite travesías de muchas horas, sabiendo de la estabilidad atmosférica y del manto nivoso, para los que quieran echar jornadas largas.
 
De momento no se ven nevadas en los próximos días incluyendo el próximo fin de semana, que sigue pintando estable. Toca aprovechar estas buenas condiciones e idealmente, buscar laderas al sol, siendo que las umbrías mantienen esa nieve acanalada, no siempre fácil de esquiar.