Últimas nevadas: Apenas ninguna nevada de interés en la última semana, precedida por lluvias del pasado 5 de febrero hasta los 2.400m, que humedeció el manto y lo dejó acanalado, libre de tensiones, estable. Por otro lado, las caras sures han ido sufriendo ciclos de fusión rehielo y han transformado en todas las cotas.
 
1. Peligro accidental: Pueden quedar algunas placas en laderas nortes por encima de los 2.400-2.500 m, en proceso de estabilización, susceptibles de rupturas ante sobrecargas en pendientes superiores a los 30-35º. Separación de seguridad entre esquiadores en dichas orientaciones e inclinaciones en cotas superiores a los 2.400-2.500m.
 
2. Peligro natural por coladas naturales: Nulo al amanecer tras buenos rehielos nocturnos (cuchillas/crampones a 1ª hora y hasta mediodía en suroestes). Tras el mediodía, posibilidad de pequeñas coladas en laderas inclinadas encaradas al sol, alguna de tamaño mediano.
 
Buenas condiciones en general para la práctica del esquí de montaña, todavía con muy buena innivación y una cota esquiable entre 1.200 y 1.400 m según las orientaciones.
En umbrías tenemos unos dedos de nieve fresca sobre el manto inferior acanalado. En las laderas sures, nieve dura por la mañana, transformando a nieve primavera según las laderas vayan viendo el sol.
Espesores de 30-80 cm a 1.500m,  de 80-130 cm a 1.800m y de 1,5 a 2 m por encima de 2.400m, buenos para un mes de febrero.
 
Que ustedes disfruten de este fantástico fin de semana que se espera, ideal para nieve y montaña.